rubensolerferrer.com | lo mejor del 2015
lista mejores películas 2015, lista mejores películas, lista películas, lista 2015, películas, mejores documentales, lista documentales, películas documentales, Mad Max, John Carpenter, Inside Out, Cienciología, Food Inc, Elliott Smith,
15598
post-template-default,single,single-post,postid-15598,single-format-standard,ajax_leftright,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive

Lo mejor que he visto en el 2015

18 Ene Lo mejor que he visto en el 2015

Sé que las listas son odiosas y muy criticables, por eso digo desde aquí que se trata de una lista muy personal y que contiene una serie de películas/documentales que la mayoría de las veces son vistos no sólo por entretenimiento sino por interés personal. 103 películas entre docus, largos de ficción y series, hay de todo. Ah! Y no, no está “Star Wars: Force Awakens” en ese injusto “top ten”. Sin más preámbulos aquí va…

Las 10 películas que mejor he puntuado en IMDB
1.- Whiplash (2014, Damien Chazelle)
Siento pasión por este tipo de películas. Personajes obsesivos, angulosos, capaces de dejar su vida si con ello pueden conseguir su objetivo, aquello que les hace felices aunque los convierta en unos parias. Disfruté mucho con su ritmo, la estética, los personajes, y como no la música.
2.- Relatos Salvajes (2014, Damián Szifron)
Película argentina compuesta por una serie de relatos, historias corta de personajes que son llevados al extremo y que un buen día, cansados de que la realidad les ponga siempre al límite, deciden pararse y tomar las riendas de su vida, aunque esta decisión sea drástica.
3.- In the mouth of darkness (1994, John Carpenter)
¿Y por qué poner aquí una película que vería en el ’95 o ’96? Porque no es lo mismo verla con una edad que con otra, sobre todo teniendo en cuenta que en mi adolescencia no sabía quién era Lovecraft y cómo éste había influido tanto en la película (y la filmografía) de Carpenter. Me ha provocado placer disfrutar de los pequeños detalles y las referencias de “In the mouth of darkeness”
4.- Mad Max: Fury Road (2015, George Miller)
Aunque no es una continuación sí que se trata de otra aventura de Mad Max. A parte del fenómeno fan y nostálgico es impresionante ver una película tan bien hecha (desde mi punto de vista) por parte de un artista tan relevante como es George Miller. Tiene unas composiciones, movimientos de cámara, montaje y etalonaje, exquisitos. Eso sí, la he valorado mucho desde la técnica y la artística, porque el guión, bueno mejor no entrar.
5.- Lost Girl (2014, David Fincher)
No es la mejor película de Fincher (personalmente me gusta muchísimo más “Zodiac”) pero me encanta que como espectador me seduzcan y me lleven por el terreno que quieren, y eso es lo que hace este film, te atrapa y termina por engañarte. ¡Bravo, lo habéis conseguido! También Fincher es para darle de beber a parte a nivel técnico; el trabajo que hay de composición e integración es de sobresaliente.
6.- Inside Out (2015, Pete Docter, Ronnie Del Carmen)
Llevaba esperando esta película mucho tiempo, un film que se centrara en la emociones. Cuando publicaron el trailer me pregunté cómo pensaban hacerlo ya que me resultaba complicado. La respuesta era fácil, una película sobre emociones protagonizada por las emociones mismas. Bravo, y encima entretiene y enseña. Lo importe de este film es que podrá usarse para explicarle a los adolescentes (sí, no es para niños) cómo funcionan las emociones a un nivel muy simple, y resumido, pero aún así instructivo. Gran trabajo de animación y FX.
7.- Nigthcrawler (2014, Dan Gilroy)
Me atraen mucho las películas que hablan del medio al que me dedico en parte, la información. Tropezarte con una película protagonizada por un “tarado” que ve en el morbo un negocio y consigue vivir de ello a toda costa, me parece interesante, lo suficiente para dedicarle tiempo. Si al final descubres una película cínica, oscura y dura como ésta, pues mejor aún. Jake Gyllenhaal está soberbio.
8.- Boyhood (2014, Richard Linklater)
La película de la que todo el mundo, cinéfilo o no, estaba hablando. Tardé en verla justo por eso, porque estaba causando en efecto “Amélie”, y no quería aborrecerla en el momento álgido. Me resultó una buena película, un conjunto de vivencias del personaje principal (siempre el mismo actor durante 15 años). La apuesta de Linklater ha valido la pena. Este director no me defrauda.
9.- What we do in the shadows (2014, Jemaine Clement, Taika Waititi)
Sigue sorprendiéndome la idea de este “mockumental”, joder… ¡cómo llegaron a sacar esta idea! Un documental sobre la vida de unos vampiros, sobre su día a día, costumbres, convivencia en un piso compartido, sus conversiones, etc. Simplemente la idea tiene tanta fuerza que me parece magistral a parte de los fallos que pueda tener el guión. Es muy divertida, todo está medido a la perfección, las interpretaciones están logradas; en definitiva una buena comedia.
10.- The Hunt (2012, Thomas Vinterberg)
Otra película en la que me ha gustado dejarme llevar, otra idea potente. La historia gira en torno a un profesor de primaria, separado, que lucha por ver más a su hijo adolescente, y por volverse a enamorar. Un buen día es llamado al despacho de la directora porque una alumna suya, una niña, dice que ha abusado de ella. ¡Joder! ¡Cómo no voy a verla! Sólo con esa sinopsis te preguntas hacia donde va a ir la historia, ¿será verdad?, ¿será mentira?, ¿cómo reaccionará su familia?, ¿y su entorno?, ¿qué pasará en el colegio?. Excelente thriller de Vinterberg que pone en tela de juicio muchos aspectos de un tema tan escabroso como es el abuso de menores.

Los 5 documentales que mejor he puntuado en IMDB

1.- The Impostor (2012, Bart Layton)
Realmente no me gustan los documentales que cuentan una historia a base de reconstrucciones, de hecho vi esta película en una segunda intentona. La historia es muy potente, una persona que hace pasar por otra cuándo ésta hace mucho tiempo que ha desaparecido. Así de fuerte es la trama. A partir de este hecho todas las intervenciones de los protagonistas son reconstruidas con una narrativa muy cinematográfica. Aquella máxima de Michael Moore “aunque sea un documental cuéntalo como una película” la cumple con creces.
2.- Going Clear: Scientology and the Prison of Belief (2015, Alex Gibney)
Los documentales que tratan sobre desmontar mitos, empresas, religiones o modos de vida, me gustan mucho, porque obedecen a una mirada que no es la convencional ni la fácil, y no hablo de conspiranoia, sino de investigación periodística, de rigor científico. Y de esto la va película que desmonta totalmente una religión creada por un escritor de novelas ciencia ficción que quería simplemente forrarse y evadir impuestos. De ahí a todo el imperio que tienen montado hoy en día, además del morbo de la historia entre Travolta y Cruise, hacen que el documental de Gibney valga la pena.
3.- The Other One: The Long, Strange Trip of Bob Weir (2014, Mike Fleiss)
Aún no se ha hecho un buen documental sobre una de las grandes bandas de rock que han parido los US, The Grateful Dead (creo que Scorsese está trabajando en uno ahora mismo). Pues bien, la película de Mike Fleiss es una aproximación a la vida de uno de los creadores de los Dead, Bob Weir, el guaperas del grupo. Aunque la película se centra en él vale la pena verla para conocer mejor la formación de la banda, su relación el legendario Jerry Garcia, los DeadHeads y toda la historia musical del San Francisco hippy. Pero seguiré esperando el documental producido por el italoamericano.
4.- Food Inc. (2008, Robert Kenner)
Esto es un “must” en toda regla. Documental de investigación que gira en torno a la producción de alimentación en Estados Unidos, y de paso el resto del mundo, porque ya sabemos, la globalización tiene cosas buenas pero malas también. La película de Kenner destapa la verdad de la alimentación elaborada en cadena, como si fuera una fábrica posicionándose definitivamente a favor de la producción artesanal, que poco a poco se ve fagocitada por las grandes industrias.
5.- Heaven Adores You (2014, Nickolas Dylan Rossi)
Hacía tiempo que iba detrás de esta película sobre Elliott Smith, un artista que me cautivó al final de su etapa y al que descubrí demasiado tarde. Su suicidio irrumpió en mi etapa de descubrimiento y aquello me supuso un duro golpe porque siempre creí que volvería a escuchar sus nuevas composiciones. Afortunadamente Rossi hizo este documental que nos acerca a un enigmático, complejo y oscuro Smith, un músico que no debería haberse marchado tan pronto.

No hay comentarios todavía

Escribir un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.